Menu
Proyectos y Obras
Busca

Colunas

Arquitectura X Mercado: Designed by Brazil

11/03/2018

A contramano del mercado exportador brasileño, basado en commodities y productos industrializados de mayor complejidad, como aviones y automóviles, algunas oficinas de arquitectura se aventuran más allá y obtienen reconocimiento en el otro lado del globo.

Son pocos y raros los ejemplos contundentes de arquitectos brasileños con actuación en el exterior. Los estudios de arquitectura nacionales, en su mayoría, cuentan con pocos episodios en sus portfolios, provenientes de concursos, contactos directos o admiradores. Pero raros son los casos de trabajos diseminados por otros continentes, y menor el número de los que tienen extranjeros como contratantes – en la mayoría de los casos, son brasileños residentes en el exterior.

Proyecto residencial en Kuantan, en Malasia, del studio mk27. Crédito: mk27/Divulgación

Proyecto residencial en Kuantan, en Malasia, del studio mk27. Crédito: mk27/Divulgación

Grandes nombres de la actualidad ganaron terreno en premiaciones internacionales – como Márcio Kogan, FGMF y Arthur Casas –  y, entre estos, todos tienen experiencia consolidada fuera de Brasil. Son el retrato de la arquitectura brasileña “for export”.

El mk27 fue laureado en el World Architecture Festival, por la Architectural Review, AZ y Wallpaper Design Award, entre diversas otras premiaciones destacadas. Hoy, posee más obras en ejecución en el exterior que en Brasil, en países como Portugal, España, Vietnam, Malasia y Bali. Kogan, su titular, es profesor del Politécnico di Milano, y ya dio conferencias en el Royal Academy of Arts, AIA, Societé Française des Architects y en universidades en diversos países.  El interés por los trabajos del estudio explotó cuando la revista inglesa Wallpaper mostró por primera vez su producción, en 2008. Dos años después, en 2010, la hoy famosa residencia en Paraty, proyectada por él, fue señalada como la casa del año por la publicación británica, aumentando aun más la visibilidad de la producción del estudio.

Pabellón de Brasil en la Expo Mundial de Milán, en 2015, de Arthur Casas con Atelier Marko Brajovic. Crédito: Fillipo Poli / Atelier Marko Brajovic.

Pabellón de Brasil en la Expo Mundial de Milán, en 2015, de Arthur Casas con Atelier Marko Brajovic. Crédito: Fillipo Poli / Atelier Marko Brajovic.

Arthur Casas, a su vez, posee una  filial de su estudio en Nueva York, y cuenta con obras en los EEUU, Europa y Japón, además de haber sido proyectista del Pabellón Brasileño en la Expo Mundial en Milán, en 2015 – una actuación muy consolidada en el exterior. Ya el FGMF, vencedor en el Prix Versailles francés, promovido por la Unesco, y del indio Monsoon Architecture Award (con el edificio Corujas), en 2017, fue responsable por una pequeña intervención urbana en Minsk – capital de Bielorrusia, y tiene proyectos en ejecución en Portugal y Ecuador. Adicionando a los ingresos la cantidad de premiaciones nacionales del trío, ciertamente vendrán otros contratantes de fuera.

Proyecto residencial del FGMF en Estoril, Portugal: primeras incursiones del trío en tierras internacionales. Crédito: Divulgación.

Proyecto residencial del FGMF en Estoril, Portugal: primeras incursiones del trío en tierras internacionales. Crédito: Divulgación.

Además de esos ejemplos, llama la atención un caso menos conocido, pero bastante emblemático, de cómo el talento brasileño puede ser exportado: Fernando Brandão, cuyo estudio se hizo conocido por los proyectos de la red de tiendas de la Librería Cultura – la unidad localizada en el Conjunto Nacional, en São Paulo, emocionó nada menos que a José Saramago – y del pabellón brasileño en la Expo Mundial en Shanghái, en 2010, tuvo una experiencia tan intensa en China que fue convocado a formar parte del cuerpo docente de Beijing De Tao Masters Academy. En contrapartida, tendría una filial china de su estudio, implantada en la propia universidad.

Em Minsk, projeto de requalificação urbana desenvolvido para futura Embaixada do Brasil, também do FGMF. Crédito: Divulgação.

En Minsk, proyecto de recalificación urbana desarrollado para la  futura Embajada de Brasil, también del FGMF. Crédito: Divulgación.

Fue el éxito del pabellón brasileño en la Expo – que batió el récord de público con 2,6 millones de visitantes – lo que encendió la llama de la relación de Brandão con los chinos. Él se dio cuenta de que era viable trabajar con la mano de obra local, que había calor humano en las tierras orientales, y que su trabajo allá había obtenido un grado de reconocimiento que difícilmente vemos por aquí, donde los colegas, en general, mantienen el clima de competición latente.

De su tablero ya salieron proyectos diversos, generalmente a grandes escalas, para el público chino: restaurantes, complejos de uso mixto, planes urbanos, escuelas y centros culturales. El arquitecto pasó a ser objeto de culto por los locales, profiriendo conferencias concurridas y coleccionando premios en el país.

Centro de Creatividad e Innovación en la ciudad de Liyang, en China. Proyecto de Fernando Brandão realizado en la filial china del estudio FB+. Crédito: Divulgación.

Centro de Creatividad e Innovación en la ciudad de Liyang, en China. Proyecto de Fernando Brandão realizado en la filial china del estudio FB+. Crédito: Divulgación.

La creatividad y levedad del pensamiento arquitectónico brasileño llama la atención en el exterior, un hecho conocido desde Oscar Niemeyer, y que pasa por el reconocimiento y premiaciones recientes de Paulo Mendes da Rocha. Para aquellos que entienden que ese es un camino posible e interesante, hay tiempos en que las fronteras ya no son más un límite. El talento también es pasible de exportación.

Também do FB+ em terras chinesas, projeto de um Mall em Shangai. Crédito: Divulgação.

También del FB+ en tierras chinas, proyecto de un Mall en Shanghái. Crédito: Divulgación.

 

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *